Cumbre Diamante: la mejor escapada

Los Diamantes de ASEA partieron hacia las hermosas playas de Hawái la última semana de octubre en búsqueda de una escapada inolvidable. La Cumbre Diamante 2016 se realizó en el resort Four Seasons Lana’i, un fabuloso hotel playero con habitaciones estilo spa, equipadas con lo último en tecnología y ubicadas sobre un acantilado de lava con vista al océano Pacífico. ¡Nada puede ser más pintoresco que esto!
diamond_summit_16_blog1

Los Diamantes embajadores y de nivel superior llegaron algunos días antes para tener una estadía extendida, comenzando las actividades con un día de esparcimiento recorriendo el resort, jugando golf o disfrutando de un bien merecido masaje. También disfrutaron un día de visitas guiadas en jeep a la ciudad de Lana’i, a los Jardines de los dioses y a la playa Polihua, de arena blanca, además de lecciones de croquet del profesor profesional de croquet Bruno Amby. El día finalizó con una cena en el restaurant Views Restaurant.

“Fue ciertamente una celebración de la gente que más cree en lo que hacemos”, indicó el embajador Diamante Jerry White. “Antes creía que las cosas como esta eran para otras personas, pero no es así. Son para todos quienes elijan hacer el trabajo. Nos sentimos increíblemente apreciados”.

Diamond Summit 2016
Diamond Summit 2016

Tras la llegada de todos los Diamantes del grupo, se reunieron para tomar el desayuno en el césped, mirando al océano. Llenos de la energía del aire puro y del impresionante entorno, cada socio tomó parte en la tradición de la Cumbre Diamante, compartiendo una charla de ASEA de dos minutos y medio. Los temas fueron variados, pero la inspiración fue universal.

diamond_summit_16_blog2v2

Tras las charlas, pero antes de ir a la piscina, cada participante de la Cumbre Diamante escogió un par de gafas de sol Maui Jim (un regalo muy usado y del que se habló mucho).

Las excursiones continuaron, incluidos paseos a caballo por los faldeos de las colinas cerca de la ciudad de Lanai, donde las temperaturas eran un poco menores y donde, entre el verde, se podían apreciar árboles de pino. Las mismas vistas aguardaban a aquellos que asistieron a la visita cultural UTV, donde aprendieron sobre la historia de la isla. Los marineros y nadadores con snorkel se tomaron la bahía y sus acantilados circundantes, donde los lugareños saltan al mar (aunque nuestros participantes no lo hicieron).

Para la Diamante Gina Moran, era su primer viaje a Hawái y tomó la oportunidad para llevar a dos de sus hijas. “Este fue el viaje de nuestras vidas”, dijo. “Jamás viajamos cuando las niñas eran más pequeñas, porque siempre teníamos dificultades financieras. Ha sido muy especial poder traerlas conmigo y disfrutar juntas las hermosas vistas, los sonidos, las experiencias y haber podido rodearlas de gente activa que tendrá éxito en la vida”.

dimaond_summit_16_blog3v2

Fue una semana de relajo para los 34 Diamantes y sus invitados, lo cual es mucho decir para personas que llegaron hasta allí no precisamente relajándose. Pero en la isla remota del Pacífico, en una habitación de lava que es tan atractiva como sus maravillas naturales circundantes, experimentaron el tipo de descanso que es imposible obtener de alguna otra forma.